Hacer
Hacer

44 kilómetros por los 44 tripulantes: el suboficial que corrió por el ARA San Juan

Además de concuñado de uno de los submarinistas, Aitor Luongo es maratonista. Corrió en Santa Fe para transmitir un mensaje de esperanza ante la tragedia.

28 de Noviembre de 17 . 19:06hs
mm

Redacción Aconcagua

A 13 días del último contacto del ARA San Juan, la angustia prevalece entre los familiares de los submarinistas y de personas de todo el mundo que siguen expectantes las novedades del caso.

Ante el desolador panorama, el concuñado de uno de los submarinistas, tuvo un conmovedor gesto que busca y mantener viva la llama de la esperanza.

Aitor Luongo, un suboficial del Ejército oriundo de Paraná (Entre Ríos), decidió correr 44 kilómetros para homenajear a los 44 tripulantes.

Así fue que el fin de semana pasado, partió desde Crespo, provincia de Santa Fe –donde se encuentra radicado–,  y corrió hasta llegar a una meta simbólica, donde fue recibido por familiares y amigos.

“Corro desde los nueve años pero esto fue por una promesa, porque todavía no se perdieron todas las esperanzas. A pesar de todo lo que se diga, hasta el último momento se espera el milagro”, dijo Aitor al portal local Elonce.com.

Más allá de su tributo, Aitor mismo es un mensaje de esperanza.  Hace cuatro años debió atravesar un duro momento de salud. “Estuve 75 días en coma, en grave estado, por una trombosis cerebral y una meningitis en la cabeza”, relató el militar, que vistió una camiseta que con la leyenda “Ayudar hace bien”.

“Así como me ven, no iba a poder caminar nunca más, no iba a poder hacer nada, y acá estoy cumpliendo con esta promesa, con este agradecimiento a Dios, y pidiéndole por nuestros camaradas”, concluyó Aitor en su inspirador mensaje. ^^^

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.