Pensar
Pensar

Seis razones científicas por las que estamos mejor solteros

Aunque la sociedad se empeñe en hacernos creer lo contrario, la soltería tiene unas cuántas ventajas en comparación a las personas que están en pareja.

25 de Julio de 17 . 13:07hs
mm

Jimena Marseillan

Aplicaciones que nos dicen con quién nos cruzanos durante el día, otras en las que rechazamos o aprobamos rostros desconocidos con un movimiento de pulgar, todas tienen algo en común: disponer de nuestros teléfonos y agendas para no quedarnos solteros.

Sin embargo, según un exhaustivo análisis de 814 estudios que presentó la doctora Bella DePaulo en la conferencia anual de la Asociación Americana de Psicología, resulta que los solteros que logran abrazar sus vidas independientes gozan de un crecimiento y desarrollo psicológico que podrían generar envidia en más de un matrimonio.

A contramano del mandato social, la soltería esconde unas cuántas ventajas que no tienen las personas que están en pareja. He aquí seis razones a favor de “ser solos”.

1-Trabajo más satisfactorio 

Un estudio de la Universidad del Estado de Washington, que realizó un seguimiento de jóvenes recién egresados, detectó que aquellos que valoraban menos su trabajo –y la satisfacción que obtenían al realizar las diferentes tareas– terminaba casándose o teniendo hijos dentro de los nueve años luego de recibirse.

Una vez en pareja, las mujeres le otorgaban menor relevancia a las recompensas extrínsecas, como sueldo, seguridad, prestigio y oportunidades. Y ambos le restaban relevancia a las gratificaciones intrínsecas, como los retos y las responsabilidades.

Una vez con hijos, los hombres perdían interés por los valores de las propias tareas y aumentaba la importancia del sueldo o la seguridad. Pero, en definitiva, los solteros disfrutaban más del trabajo en sí.

2-Mejor vida social

Un análisis de la Universidad de Massachussetts, con foco en si la soltería nos aísla o nos integra, concluyó que las personas solteras tienden a estar más en contacto con sus padres, hermanos, vecinos y amigos que las personas casadas que viven en su micro-mundo familiar.

Según el diario El País de España, otro informe también avala que la felicidad y la buena salud está relacionado con un entorno de amistades fortalecido: el investigador William Chopik, en base a datos de 300.000 personas de todo el mundo,  sostiene que no cuidar las relaciones sociales puede ser tan perjudicial como fumar 15 cigarrillos por día.

3- Más desarrollo personal:

Aunque el estudio desarrollado por la Universidad de Wisconsin-Madison dictamina que el matrimonio reporta bienestar tanto a hombres como a mujeres, existe una serie de aspectos como la autonomía y el crecimiento personal que los solteros de ambos sexos puntúan sensiblemente mejor que quienes tenían pareja.

Es algo que se desarrolla con el tiempo: mientras los jóvenes llevan peor la soltería, los adultos de mediana edad se muestran psicológicamente más resilientes. “Aquellos que se mantenían sin pareja a lo largo del tiempo tenían mayor determinación y un sentido de continuo crecimiento personal que no mostraron los que permanecieron casados”, comentó DePaulo en su intervención.

4. Autosuficientes, también en lo emocional

Una investigación publicada en el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos, que comparaba recursos psicológicos de los casados con los de los solteros, concluyó que si bien las personas en pareja se sentían más integrados en la sociedad y tenían la autoestima más alta, los solteros fueron capaces de desarrollar herramientas propias y eran mucho más autosuficientes que sus compañeros de estudio. 

¿Una cualidad? Al sentirse en total control de sus vidas podían percibir, reaccionar, y resolver sus problemas de manera independiente mientras que los emparejados tendían a apoyarse más en sus vínculos familiares.

5. Son mayoría: representan un 4% más que los casados.

El último Censo, de 2010, lo demuestra: los argentinos solteros son más que los que apuestan al “sí, quiero”. Son 15,6 millones de solteros quienes jamás pasaron por el Registro Civil contra 14,5 millones de casados.

Según los expertos, los argentinos se están casando menos, pero apuestan más a convivir. En 2001, las uniones convivenciales representaban el 11,5% y nueve años después representan el 18%.

Mientras tanto, la tendencia a más independencia se repite en varios países como España, en donde cada vez hay más hogares unipersonales. Allí, del total de 8 millones de solteros, 4,6 viven solos.

6. Son más felices, incluso luego de divorciarse

Según un estudio publicado en Alemania, que estudia la evolución de la satisfacción en la vida y en el que participaron 65 mil personas con un seguimiento de 20 años, el matrimonio tiene un punto de inflexión para las mujeres en el quinto año, momento en el que comienza a bajar la felicidad que sintieron mientras se acercaba su casamiento, y baja hasta el mismo nivel que cuando estaban solteras.

En cambio, luego de tres años después de divorciarse, el gráfico de la felicidad subía de forma pronunciada. Por su parte, los hombres vivieron los años antes del matrimonio con cierta euforia que decaía inmediatamente después de casarse. De cara al divorcio, un año antes ya se encontraban más felices de lo que habían estado antes del matrimonio, un sentimiento que no paraba de crecer tras la separación.^^^

  • catalina clusellas . 21:59hs

    lo dudo

  • Isa Bullrich . 12:02hs

    El punto seis debilitó los puntos anteriores. Quizás soy una optimista y soñadora. Pero la historia me avala en que el amor es el motor de la felicidad. Quizas las personas a las que estudiaron no estaban en una relación de amor y por eso la separación los libero. Viva el amor!

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.