Estos innovadores emprendimientos combaten la deforestación

Creatividad al servicio del bienestar de nuestros bosques.

5 de octubre de 20 . 09:48hs
mm

María Galarza

En las últimas semanas las imágenes de bosques incendiados se hicieron sitio en los periódicos de América Latina. Desde Córdoba, en Argentina, hasta California, en Estados Unidos, el continente está en llamas.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestros bosques, un ecosistema clave que mitiga el cambio climático y mantiene la biodiversidad?

Algunos ponen el cuerpo y directamente abrazan a los árboles para evitar que los talen. Al respecto, la célebre activista estadounidense Julia “Butterfly” Hill vivió en la cima de una secuoya en el norte de California por 738 días para evitar que lo tiren abajo y lograr su protección.

Pero hay otras opciones menos radicales que pueden generar un impacto positivo en nuestros bosques. Por eso, desde la redacción de ACONCAGUA te presentamos cinco organizaciones que se dedican a cuidar nuestros árboles:

[Leé más: Un continente en llamas: por qué se multiplicaron los grandes incendios]

1_Seamos bosques: compensá tu huella de carbono

De todas las actividades que realizamos durante en el día, ¿cuántas contaminan y de qué modo? La famosa huella de carbono mide el impacto de cada persona –o empresa–según la cantidad de gases de efecto invernadero que emitieron al realizar ciertas acciones.

Desde la ONG Seamos Bosques proponen medir la huella de carbono y compensarla plantando árboles que además aportan otros beneficios como la biodiversidad, la reforestación de bosque nativo, y la integración de comunidades para la preservación y conservación de los árboles.

¿El objetivo? Alcanzar la neutralidad del carbono, es decir, que una persona o empresa compense la misma cantidad de CO2 que emitió.

Plantar árboles es una manera de compensar la huella de carbono.

2_Raíz: un homenaje que cuida el medio ambiente

Raíz nace con el objetivo de encontrar otra manera de homenajear a nuestros seres queridos que ya no están entre nosotros plantando un árbol en su nombre. Nada se pierde, todo se transforma, dice la canción de Jorge Drexler, y tiene razón: el proyecto propone convertir la muerte en vida, para mantener los recuerdos latentes y, además, proteger el medio ambiente.

“Buscamos fomentar una consciencia ambiental en el que cada uno de nosotros pueda entender que con un pequeño aporte se puede generar un cambio sustancial”, cuenta Sol Fernández Llanos, directora general de Raíz, en diálogo con ACONCAGUA.

Además, el emprendimiento promueve otras acciones sustentables, como una iniciativa de educación ambiental en el que les enseña a niños a cuidar y cultivar su propia huerta.

Plantar un árbol en representación de un ser querido, y, además, ayudar al medioambiente.

3_Guerrilla Grafters: los Bansky de la fruta

Este movimiento anónimo originado en San Francisco, Estados Unidos, transforman las arboledas de la ciudad en árboles frutales para que todos puedan comerse de manera gratuita una fruta.

¿Cómo lo hacen? Casi siempre operan de noche –nadie conoce quienes realmente están detrás– y le agregan injertos a los árboles para que puedan empezar a dar frutos. Una vez hecho, Guerrilla Grafters les avisa a la comunidad para que los cuiden y se encarguen de cosechar los frutos.

[Leé más: Arboterapia: la importancia de abrazar un árbol]

Su anonimato se debe a que su actividad es considerada ilegal en muchas ciudades. Son una especie de Banksy –el misterioso artista callejero de fama mundial– pero de la fruta.

Su principal objetivo es poder brindar alimento gratuito a las personas que más lo necesitan, y, además, convertir las ciudades en una fuente directa de cultivos. Buscan expandir el movimiento a todo el mundo y poco a poco lo están logrando: ya hay guerrilla grafters en Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Brasil. Podés mirar el mapa acá. 

Los guerrilla grafters injertan ramas de árboles frutales en árboles no frutales así estos empiezan a dar frutos.

4_Ecosia: un buscador con conciencia ambiental

Ecosia es un motor de búsquedas como Google, pero con una gran diferencia: destina sus ganancias a plantar árboles. Por cada 45 búsquedas se obtiene suficiente dinero para poder plantar un árbol. Esta organización sin fines de lucro alemana opera desde hace ya 11 años y logró plantar 100 millones de árboles que contribuyen a aliviar la crisis climática eliminando 1,771 toneladas de CO2 al día.

Al ritmo actual, Ecosia planta un árbol cada 8 segundos y colabora con asociaciones locales de más de 16 países para reforestar las zonas más afectadas.

En ACONCAGUA, por supuesto, todos usamos Ecosia. Podés bajártelo vos también acá.

 

5_ ReforestArg: plantarse frente a la deforestación

Está más que claro la importancia de los árboles en nuestro planeta, y sin embargo miles de hectáreas de bosques se pierden en el mundo. ¿Cómo hacemos para revertirlo?

ReforestArg es un movimiento que organiza plantaciones masivas en las que cientos de personas se juntan para recuperar bosques nativos en zonas afectadas por los fuegos en la Patagonia.

[Leé más: Cuando plantar un árbol se vuelve un acto revolucionario]

Además, promueven que las comunidades locales se involucren en el cuidado del ecosistema. Para ello diseñan modelos de producción regenerativa con árboles nativos, así los lugareños pueden aprovechar los recursos que les brindan los bosques sin la necesidad de dañarlos o deforestarlos.

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte aquí y leé noticias sustentables cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.