Hacer
Hacer

Algunos beneficios de ser adicto a los videojuegos

Jugar un par de horas por día desarrolla el intelecto, la memoria y las habilidades sociales.

9 de mayo de 17 . 17:00hs
mm

Amit Wior

Son incontables las horas que pasan algunos chicos –y no tanto-– frente a la consola de videojuegos. ¿Y si ese tiempo supuestamente perdido estuviera en realidad contribuyendo a su bienestar y desarrollo intelectual? De esto se trata el nuevo enfoque de la ciencia hacia los videojuegos.

Aparte de divertir y entretener, diversos estudios aseguran que los videojuegos pueden también desarrollar capacidades y contribuir socialmente en diferentes aspectos.

Los videojuegos son el medio perfecto para transmitir valores. A diferencia de un libro, una canción o un documental, un videojuego hace al jugador protagonista, la interacción es vital”, comentó a la agencia EFE Josu Cobelo, socio fundador de Jokoga Interactive, una empresa desarrolladora de videojuegos.

En línea con esta tendencia, la industria ofrece posibilidades para jugadores sin restricciones de edad. Los pequeños pueden aprender matemática y los ancianos mejorar su memoria, por ejemplo.

Además, con páginas como País de los Juegos se pueden elegir entre cientos de opciones gratuitas. Juegos para todos los gustos y todas las edades. A continuación, algunos de los beneficios de jugar. ¡A divertirse, que hace bien!

1. Mejoran la formación de recuerdos

Según un reciente estudio de la Universidad de California en Irvine, jugar videojuegos en 3D puede mejorar la formación de recuerdos. Tras solo dos semanas de testeo, el rendimiento de la memoria entre los participantes de la investigación se incrementó en promedio un 12%.

 

2. Enseñan a frenar el cambio climático

¿Quién dijo que los problemas complejos no pueden abordarse de forma lúdica? Títulos como Melting Down, Plan It Green o Climate Challenge son solo ejemplos del enorme potencial concientizador de los videjuegos. En ellos, los usuarios deben gestionar presupuestos, reducir emisiones contaminantes y luchar por la ecología. ¡A defender el planeta!

3. Contribuyen a la apreciación del arte

Con gráficos cada vez más sofisticados, los videojuegos generan jugadores cada vez más exigentes estéticamente. Algunos son auténticas obras de arte. En tanto, la música también ha evolucionado en los últimos años, al punto de que muchos soundtracks trascienden el público gamer. Gracias a presupuestos cada vez más altos podemos disfrutar de los más bellos juegos. Nada queda librado al azar, cada detalle cuenta.

4. Sirven para trabajar contenidos académicos

No todos los juegos consisten en correr tras una pelota o asesinar enemigos. Existen diversas propuestas con enfoques didácticos. Los más chicos pueden, casi sin darse cuenta, practicar numeración, mejorar habilidades en fracciones y hasta repasar hechos históricos. Y lo mejor de todo… se divierten. ¿Se puede pedir más?

5. Desarrollan habilidades para la resolución de conflictos

¿Derecha o izquierda? ¿Tomo este camino o viajo en helicóptero? Los jugadores están constantemente tomando decisiones. Ya sean investigadores, criminales o compradores de supermercado, los usuarios hacen cálculos mentales, piensan con rapidez y actúan. En otros casos, casi como actores de novela, personifican diferentes caracteres y viven vidas imaginarias. «Nuestros resultados indican que los chicos que juegan habitualmente a videojuegos resultan más sociales con sus pares y se integran mejor a la comunidad escolar», dijo la Doctora Katherine Keyes, profesora de la Mailman School of Public Health de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.