Hacer
Hacer

La empresa argentina líder de bebidas que renueva su compromiso ambiental

CCU Argentina redobla su apuesta por el planeta y anuncia nuevas metas para 2030.

9 de junio de 21 . 13:37hs
mm

Redacción Aconcagua

CONTENT LAB PARA CCU ARGENTINA


 

No hay un mejor momento que ahora para impulsar una gestión cada vez más sustentable. Por eso, aún en plena pandemia, CCU Argentina decidió redoblar su apuesta ambiental.

Después de haber superado los objetivos que se habían propuesto cumplir para 2020, la empresa de bebidas –segundo mayor jugador en el mercado de cerveza en la Argentina– expandió su propuesta para lograr una gestión de residuos, agua y energía más sustentable.

¿Cuál es la hoja de ruta sustentable de la compañía detrás de marcas icónicas en el país como Schneider, Heineken, Imperial, Miller y otras cervezas, sidras, vinos y licores? Su modelo de gestión responsable se puede resumir en tres ejes: el planeta, las personas y las marcas.

Concretamente, una década atrás CCU Argentina se había propuesto para 2020 reducir los consumos de energía en un 20%, valorizar los residuos sólidos en un 100% y reducir los consumos de agua en un 30%. Los objetivos se cumplieron con creces.

“Alcanzamos una reducción del 35,7% de los gases de efecto invernadero, una valorización del 99,4% de los residuos industriales sólidos y una disminución del 48,6% del consumo de agua”, sostiene en diálogo con ACONCAGUA Juan Pablo Barrale, gerente de Asuntos Corporativos de CCU Argentina y uno de los responsables de la estrategia de sustentabilidad.

A su vez, de cara al 2030 la empresa anunció sus compromisos de aumentar un 75% el uso de energías renovables, reducir un 50% los gases de efecto invernadero, y  producir envases y embalajes con un 50% de materiales reciclados y que estos tengan la capacidad de ser 100% reutilizables, reciclables o compostables. Otro objetivo clave de su visión ambiental es reducir el consumo de agua por litro producido en un 60%.

Innovación en los procesos

Para dimensionar el impacto de una gestión sustentable, la empresa informó que solo en el 2020, lograron ahorrar en agua el equivalente al consumo anual de 37.358 personas.

Si hubieran seguido con los parámetros del 2010, para producir la misma cantidad de cerveza producida en el año se hubiese gastado 2.454.444.700 litros de agua más, ¡el equivalente a 727 piletas olímpicas llenas!

“La industria cervecera argentina elabora por año 2 mil millones de litros de cerveza. Nosotros cuando arrancamos con estas metas en 2010 usábamos casi ocho litros de agua por litro de cerveza y ahora pasamos a consumir cerca de tres. Necesitás lavar las botellas, las plantas usan agua, la gente usa agua para purgar”, cuenta Barrale.

La icónica planta de Santa Fe es la base de operaciones de la empresa en la Argentina.

Una estrategia clave para lograr esto fue impulsar el consumo en lata de las bebidas, ya que ahorra un 60% del agua respecto a las botellas retornables gracias a que las latas no requieren el proceso de lavado térmico como las botellas de vidrio.

Además, la lata es una opción superadora porque supone un ahorro del 45% de energía térmica y un 2% de energía eléctrica. “Lo positivo que tiene el aluminio, además de ser reciclable, es que genera muchas eficiencias en la cadena. Las latas no se lavan porque ya vienen en perfecto estado para ser envasadas. Gran parte de nuestros ahorros de energía térmica y de agua vienen porque creció mucho la venta de latas. Además, un camión que sale de la cervecería puede llevar como un 40% más de litros de cerveza que la botella en el mismo espacio y utilizando menos combustible porque pesa menos”, explica Barrale.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Aconcagua.lat (@aconcagualat)

Menos es más

No es noticia que los desechos se convirtieron en un problema ambiental global: estamos en una crisis de residuos. Por eso, otra de las metas fijadas por CCU Argentina para el 2030 se relaciona con la gestión sustentable de los desechos.

El foco de la empresa de origen chileno para abordar los residuos fue fomentar el desarrollo del eco-diseño. A través de planes y sistemas de producción eficientes con los proveedores de materiales, pudieron hacer más con menos.

Por ejemplo, lograron que el cartón utilizado para el pack de latas de cerveza sea de un 75% de materiales reciclados, que el aluminio de las latas sea un 70% reciclado y que las botellas estén hechas de un 30% de vidrio reciclado.

“Lo más interesante es ver qué podemos hacer en términos de innovación. Cuánto podemos innovar en el empaque, en los procesos de reciclado, cuánto podemos trabajar con los proveedores para lograr ser más sustentables. Creo que hay un consumidor mucho más consciente y atento a los productos. Por eso tenemos que ser proactivos y responsables”, concluye el ejecutivo sobre la visión medioambiental de CCU Argentina.

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias sustentables cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.