Vinos orgánicos: el lado sustentable de la bebida nacional

Respetando la materia prima y el entorno de los viñedos, una generación de nuevos productores apuesta por lo natural.

8 de noviembre de 19 . 14:49hs
mm

Redacción Aconcagua

Sin fertilizantes ni agroquímicos y con una pleno respeto por el ecosistema: así trabajan las bodegas sustentables de la Argentina.

En búsqueda de un proceso totalmente orgánico, esta nueva generación de productores proponen volver a las raíces de la elaboración del vino más natural y con menos intervención humana. 

“En nuestra bodega no usamos ningún tipo de productos químicos; utilizamos todo natural: desde los herbicidas y pesticidas, hasta los fertilizantes”, asegura Juan Pelizzati, uno de los fundadores de Chakana, una de las bodegas orgánicas más grandes de Argentina, con 210 hectáreas en la provincia de Mendoza.

Finca Nuna, de Chakana, en Luján de Cuyo | FOTO: Chakana

Además de la producción orgánica, otra práctica que se está volviendo tendencia en el país es el proceso biodinámico (término que proviene del griego bios –vida– y de dynamis –energía–), que se centra en el cuidado entorno que rodea la producción del vino.

Según Francisco Barreiro, periodista especializado en vinos y uno de los creadores de la Feria de Vinos Orgánicos y Sustentables (VIOS), esta práctica consiste en tratar el viñedo como un “pequeño ecosistema”.

“La biodinámica agrega al proceso orgánico algunos principios como la autosustentabilidad, la promoción de la diversidad y la integración de animales en el ciclo de producción”, explica, y agrega: “Básicamente, se trata de devolverle a la tierra más de lo que le sacamos”.

En algunos casos, los productores biodinámicos hasta llegan a tener en cuenta los ciclos de la luna a la hora de trabajar en sus viñedos.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chakana Wines (@chakanawines) el


El caso de Chakana es emblemático: la bodega surgió como una respuesta a la devastación ambiental que había dejado en una zona de Mendoza la agricultura convencional.

Así lo dice Pelizzati que, en 2002, fundó la bodega. “Sentí que yo no podía avalar esta práctica habitual del uso de productos tóxicos para el ambiente y para la salud humana que afectan a los trabajadores y consumidores”, asegura en diálogo con ACONCAGUA

Actualmente, Chakana cuenta con cuatro fincas en diferentes áreas de Mendoza y toda su materia prima es orgánica.

Parten de uvas certificadas e intentan que sus procesos de elaboración sean lo más artesanales posibles, con el fin de lograr un producto “auténtico y saludable”. Por eso, utilizan levaduras indígenas, evitando las genéticamente modificadas, y minimizan las intervenciones con aditivos, privilegiando el uso de materiales porosos en la crianza buscando conservar el carácter del lugar del vino.


De exportación

En 2018, la producción de vinos orgánicos del país representó más de 6 millones de litros, el 13% de los cultivos orgánicos detrás de la caña de azúcar (68%) y los olivos (15%), según cifras oficiales. 

Sin embargo, el 95% de los vinos certificados como orgánicos se exportan, principalmente a la Unión Europea.

“No consumimos mucho vino orgánico en nuestro país, pero creo que se debe a que existe una gran confusión respecto al vino”, explica Palizatti, quien destaca que si bien la mayoría de los consumidores asumen el vino como un producto “natural”, en realidad “se trata de un producto altamente manipulado”.

“Sin embargo, existe un interés nuevo –sobretodo en los jóvenes– de consumir productos más limpios, auténticos y originales”, concluye el productor. 


Tres vinos orgánicos que no podés dejar de probar

El fundador de VIOS, que realizará un encuentro de despedida de fin de año el 14 de diciembre a las 19hs en Botica del Ángel (Pte. Luis Sáenz Peña 543, Buenos Aires), nos deja algunas recomendaciones de vinos:


Premium Rosé – 
Domaine Bousquet

Este vino rosado proviene de la bodega Domaine Bousquet, la orgánica más grande del país. Con 280 hectáreas en el Valle de Uco, produce 4 millones de litros de vino por año y se encuentra entre las 15 bodegas más exportadoras del país, incluyendo las tradicionales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Domaine Bousquet Wines (@domainebousquet) el



White Blend – 
Chakana Nuna Vineyard

Con aromas a durazno blanco, limón y pomelo, este blend de vino orgánico y biodinámico es una combinación de Sauvignon Blanc, Chardonnay y Viognier fermentado en tanques de acero inoxidable para mantener toda su vitalidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chakana Wines (@chakanawines) el



Buenalma Malbec – 
Finca Dinamia

Producido con uvas de certificación orgánica y biodinámica, es fermentado en tanques de acero e integrado con duelas de roble francés durante seis meses. Además su packaging es 100% ecológico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Finca Dinamia (@finca_dinamia) el

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias positivas cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.