Explorar
Explorar

Seis años y 720.000 intentos después, consigue la foto perfecta de un ave

Un fotógrafo escocés tenía una misión singular pero bien clara: retratar una determinada especie en pleno clavado antes de atrapar a su presa. Mirá la espectacular imagen.

31 de Julio de 17 . 17:01hs
mm

Redacción Aconcagua

Alan McFadyen tenía una misión singular pero bien clara: sacar la mejor foto de un determinado pájaro en plena acción de caza, sin que aparezca ninguna salpicadura de agua.

Para lograrlo, retrató al ave –un alcedínido, de la familia del martín pescador– durante seis años en una misma locación. Le llevó 720.000 intentos obtener la imagen que buscaba.

Para poner en cifras la proeza, se trata de un ave que vuela a 100 kilómetros por hora, mueve sus alas a una velocidad de hasta 8 veces por segundo y su zambullida de caza dura menos de 1/4 de segundo. Rara vez falla su precisión al atrapar un pescado.

Como es de imaginar, conseguir una buena fotografía de esta especie es bastante difícil ya que requiere de altísimo nivel de precisión para atraparlos en el momento justo. Y algo de suerte, claro. 

Una de las tantas imagenes fallidas que obtuvo McFadyen en sus sesiones de siete horas.

McFadyen era el hombre perfecto para la hazaña: fotógrafo de renombre mundial especializado en vida silvestre,, conoció a la especie hace 20 años cuando su abuelo se la mostró en un paraje de anidación cerca de Kirkcudbright, una localidad en el suroeste de Escocia.

Fue a esa misma locación unas 1200 veces y se pasó con la cámara en mano durante más de 4000 horas pulsando el obturador hacia la pequeña ave azul.

McFadyen actualmente se dedica a ofrecer asesoría en sesiones de fotografía en escondites alrededor Escocia 

“La foto que buscaba era la zambullida perfecta: completamente vertical, sin ninguna salpicada de agua. Esto requirió no solamente estar en el lugar correcto y tener suerte, sino también que el ave tuviera la forma perfecta”, le dijo McFadyen a The Herald Scotland.

“Solía ir y sacar 600 fotos en una sola sesión y que ninguna funcione. Ahora miro para atrás en las miles y miles de fotos que saqué para llegar a esta imagen y tomo conciencia de cuánto trabajo me costó conseguirla”, confesó.


Los martines pescadores hacen hasta cuatro inmersiones por día. La foto lograda es de una hembra de tres años y 25 centímetros de alto.

McFayden dice que su próxima misión es capturar un fly-martin en pleno vuelo, lo cual, tratándose de un ave nocturna, signifique muchas noches en vigilia. Y, seguramente, miles de imágenes fallidas. ^^^      

 

  • NANCY . 20:21hs

    EXCELENCIA

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.