Hacer
Hacer

Cinco consejos para armar un techo verde en tu casa

Esto es lo esencial que tenés que saber si estás pensando en sumar metros cuadrados verdes a la jungla de cemento.

26 de Septiembre de 17 . 19:44hs
mm

Pedro Guevara

Aunque la Organización Mundial de la Salud recomienda que las ciudades tengan entre 10 y 15 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, vivimos en verdaderas junglas de cemento.

En la Ciudad Buenos Aires, según datos oficiales de 2016, hay tan solo 5,9 metros cuadrados por persona.

Es por eso que construir terrazas verdes se está convirtiendo en una elección prioritaria para muchos vecinos de las grandes ciudades. 

¿Qué son los techos verdes? Se trata de la terraza o último piso de un edificio que está parcial o totalmente cubierta de vegetación que crece en un suelo de cultivo apropiado. 

La reducción de la contaminación del aire, el incremento de la retención de agua y el ahorro significativo del consumo de energía son solo algunos de los beneficios que trae tener un green roof.  

Si tenés la idea de sumar metros cuadrados verdes a tu ciudad, en ACONCAGUA te compartimos algunos consejos para armar tu propia terraza verde.

 

1_ Ojo con la resistencia

“Es importante que la estructura en cuestión soporte la sobrecarga del techo verde”, afirma Pablo Rosati, director de Green Roof, una de las empresas especializadas más reconocidas del país en este tipo de soluciones.

Los techos verdes simples pesan entre 60 y 150 kilogramos por metro cuadrado. Si no estás seguro de que tu casa o departamento lo pueda aguantar, siempre es mejor consultar con un especialista.

Además, es importante considerar el peso cuando está saturado de agua o incluso de nieve. Hay que tener en cuenta que si el techo existente no puede aguantar el peso extra se lo puede reforzar con soportes de madera.

2_ La importancia de las capas

Las terrazas verdes de calidad están compuestas por distintos elementos. Para que no filtre agua, la obra requiere de una capa de material impermeable que sea resistente a las raíces de las plantas. De ahí la importancia crucial de la membrana.

En cuanto al drenaje, el exceso de agua debe ser capaz de salir del techo, por lo que las salidas del desagüe se deben abrir para permitir que el agua salga a las canaletas. Para esto, los especialistas consultados por ACONCAGUA recomiendan usar capas de piedritas para evitar bloqueos.

El sustrato debe ser ligero y bajo en nutrientes. No conviene usar la tierra común de jardín ya que es muy pesada y promueve el crecimiento de “yuyos”.

La parte más gratificante de este proceso viene, por supuesto, con la siembra. Se puede diseñar el techo verde para atraer cierto tipo de especies de plantas y animales o para reflejar la biodiversidad local. Algunas semillas, por ejemplo, son utilizadas para resistir las condiciones del clima y la elevación.


3_
Opciones varias

Hay diferentes diseños a la hora de cubrir de verde tu techo. Entre los principales formatos, explica Rosati, se destacan el extensivo, el semi-intensivo, las bandejas modulares o el arbóreo.

En el extensivo, por ejemplo, se usa una gama de plantas robustas y puede ser instalado sobre una variedad de estructuras incluyendo cubiertas de techo de metal.

El semi – intensivo se compone de áreas ajardinadas con césped y otra vegetación. El mantenimiento es similar al cuidado que se requiere para un jardín natural. 

La opción más simple, es la de las bandejas modulares. Permiten aplicar una gran variedad de plantas naturales a terrazas, creando un ambiente atractivo y a la vez de bajo mantenimiento, una vez superado el período de adaptación.

 

4_ ¿Cuánto vale?

“El tiempo depende de la superficie a intervenir y el sistema que se instale. Pero por lo general es un proceso rápido”, expresa el gerente Green Roof.  En cuanto al costo, existen distintas alternativas pero en promedio el metro cuadrado verde está alrededor de los 3000 pesos.

 

5_ Disfrutar tu siembra

Para asegurarte de que tu techo verde sobreviva, es importante verificar que las plantas tengan suficiente agua en las épocas de sequía en el primer año, sostiene los especialistas. Terminado este período, solo hay que regarlas si hay sequía por más de 6 semanas. 

Otro aspecto importante es que hay que mirar si las salidas de drenaje están libres de basuras o plantas. Además, en el caso de que haya áreas que no crecieron, se pueden replantar con semillas. ^^^

 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.