Cambiar
Cambiar

Activismo body positive: la hora de los cuerpos reales

Con hitos como la recientemente sanción de la Ley de Talles, este movimiento busca empoderar a las personas con cuerpos no hegemónicos.

23 de diciembre de 19 . 12:42hs
mm

Victoria Mortimer

Como muchísimas adolescentes, Agustina Cabaleiro recuerda el momento de ir a comprarse ropa para una fiesta o un cumpleaños de 15.

Sin embargo,  para ella -y como para tantísimas mujeres más de las que pensamos- eso no era una experiencia feliz: más bien, era toda una lucha.

“Nos frustrábamos muchísimo porque mi familia y yo tenemos una corporalidad gorda; conseguir talles se nos hacía imposible”, cuenta quien hoy es modelo y referente del activismo body positive, el creciente movimiento que busca empoderar a las personas con cuerpos no hegemónicos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Agus Cabaleiro??‍♀️ (@onlinemami_) el


Poco a poco, Agustina (conocida como @onlinemami_en las redes) dejó de ir al shopping para pasar a buscar alguna prenda que le entrara en cualquier local cerca de su casa. Si bien el problema era -y son- los talles, por mucho tiempo, ella creyó que su cuerpo era el que estaba mal.

“No encontrar un short de jean, un vestido o sentirte incómoda en una bikini influye hasta en tus capacidades para socializar y, sobre todo, en tu mirada sobre vos misma”, asegura la activista de 25 años. 

La mitad de las mujeres que no encuentran talle de ropa, se cuestiona su propio cuerpo

En la Argentina 7 de cada 10 mujeres tienen dificultades para encontrar prendas de su talle, según una encuesta realizada el año pasado por la ONG AnyBody Argentina. Cuando eso sucede, la mitad de ellas cuestiona su cuerpo; el 11% se somete a dietas estrictas; y el 8% desarrolla desórdenes alimenticios.

En este contexto, el mes pasado se sancionó en nuestro país la Ley de Talles, que estipula la creación de un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria con medidas estandarizadas.

Agustina se convirtió en una referente body positive en la Argentina.

A partir de ahora, el talle 44 de remera deberá medir lo mismo que otra del mismo talle en otro local. Lo mismo con los pantalones, o cualquier otra prenda de ropa, sin importar las marcas.

“La sanción de la Ley de Talles es un paso histórico; discriminar a una persona por el cuerpo que tiene o por su peso es inaceptable”, asegura Sharon Haywood, fundadora de AnyBody Argentina y una de las principales impulsoras de la ley.

Cuerpos positivos

El movimiento body positive, o activismo gordo, no solo cuestiona los talles, sino también otra problemática: la representación de los cuerpos en los medios de comunicación y redes sociales, determinante en cuanto a la forma en la que nos vemos a nosotros mismos.

A través de modelos hegemónicos -flacos, blancos y altos-, se perpetúan estándares de belleza casi imposibles de alcanzar y que, la mayoría de las veces, representan a una mínima parte de la población.

En este contexto, la reconocida marca de lencería Victoria’s Secret decidió cancelar su desfile de este año. Si bien últimamente había intentado hacer desfiles y campañas más inclusivas, la marca siempre había elegido mostrar un solo tipo de cuerpo, guiados por el estereotipo 90-60-90.

Entonces, otras marcas la sacaron de su lugar: entre ellas, Savage x Fenti, de la cantante Rihanna, que ha demostrado que el empoderamiento femenino va más allá del estereotipo de las dietas extremas y ejercicios imposibles.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por SAVAGE X FENTY BY RIHANNA (@savagexfenty) el


“Yo sí veo más inclusión en el mundo de la moda: diferentes tipos de identidades, como la comunidad LGBT, distintas etnias y cuerpos”, afirma Cabaleiro

Sin embargo, aclara que es importante cuestionar que las marcas no solo deben ser diversas para campañas específicas: “Si solo me llamás para tu campaña de ‘Belleza para todxs’, pero después me dejás afuera del resto de tus acciones como marca, ¿realmente estás incluyéndome?”.

La Ley de Talles es solo el principio. “Necesitamos que se extinga la cultura de la dieta; el ‘antes’ y el ‘después’ de ser gordo como camino a la felicidad; y la noción de que mientras más flaco se es, más exitosos vamos a ser”, afirma la activista. Y concluye: “Son muchos los cambios necesarios para que vivamos en una sociedad realmente inclusiva, pero tengo fe de que cada vez estamos más cerca”.

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias positivas cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.