Cambiar
Cambiar

¿Qué hacemos con los reciclables durante la cuarentena?

Mientras la recolección sigue limitada por la pandemia, la consulta crece entre los vecinos de Buenos Aires.

22 de mayo de 20 . 13:33hs
mm

Redacción Aconcagua

Con dos meses de cuarentena –y contando–, una pregunta crece a la par de la montaña de plásticos y cartones que se amontonan en las cocinas de los vecinos de Buenos Aires: ¿qué hacemos con los reciclables? 

Desde que comenzó el aislamiento, los gobiernos nacional y porteño contemplan qué servicios podrán volver a la calle. Y si bien van sumándose nombres a la lista de exceptuados, todavía no les llegó el turno a los recolectores urbanos, que a través de sus cooperativas conforman un engranaje clave en el sistema de reciclaje de la ciudad.

Evidentemente, desde un principio el servicio de recolección tradicional de basura sigue funcionando con normalidad a pesar del aislamiento. Tomando las medidas de seguridad necesarias para proteger a empleados y vecinos, los camiones circulan en sus horarios habituales y hasta supieron recibir aplausos desde los balcones al igual que el personal de la salud. 

punto verde

Mientras tanto, con menos actividades en marcha, la cantidad de basura que se desecha en la Ciudad disminuyó un 10%.

Para los cartoneros en cambio, la suerte no fue la misma. La gran mayoría de los 6500 recicladores urbanos registrados en la ciudad de Buenos Aires tienen prohibida la circulación. “En pos de preservar la salud de los trabajadores en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se encuentra interrumpido. Aunque continúan cobrando su salario normalmente”, explican los voceros del Ministerio de Ambiente y Espacio Público e Higiene Urbana a ACONCAGUA.

Al transmitirles las decenas de consultas sobre qué hacer con los reciclables que llegaron a esta redacción, desde el gobierno porteño aseguran: “La recolección en los puntos físicos está garantizada en contenedores verdes y campanas, ya que la recolección de los mismos se hace de manera mecánica a través de camiones recolectores que trasladan los residuos al Centro de Reciclaje de la Ciudad”.

Sin embargo, hay zonas en donde la recolección se realiza a través de los contenedores verdes y zonas donde trabajan exclusivamente de los recuperadores urbanos.

De esta forma, la pandemia forzó a muchas personas sin puntos verdes a su alcance –hay solo 62 en funcionamiento actualmente–, a almacenar los reciclables en sus hogares. 

En muchos edificios, los vecinos estaban acostumbrados a hacer la separación de residuos en origen y se los entregaba al encargado del edificio, quien a su vez coordinaba la recolección con los recuperadores urbanos. Ahora, muchos denuncian que esa costumbre de separar residuos se está perdiendo.

Para una ciudad de más de 3 millones de habitantes como Buenos Aires, es clave mantener el hábito de separar residuos. “Sería un enorme retroceso perder esta valiosa costumbre para un estilo de vida sostenible y consciente”, aseguran los ambientalistas consultados por ACONCAGUA.

Frente al desafío de incorporar el delicado arte de acopiar en casa, la recomendación por parte de referentes  como Nati Mazzei, conocida en las redes como @ecointensa, es hacer un espacio especial en casa y ordenar los reciclables limpios y secos de manera separada hasta que los recolectores vuelvan a estar en funcionamiento.

Otros sugieren que la crisis de recolección es una oportunidad ideal para empezar a hacer un compost en casa o bien para dejar de consumir productos con plásticos de un solo uso.

[Leé más: Cuarentena sustentable: cómo hacer tu propio compost en casa]

Prueba piloto

Mientras tanto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y la cartera de Espacio Público porteña diseñaron un convenio para que los cartoneros puedan volver a recolectar los reciclables aunque sea en grandes generadores como supermercados y farmacias.

En la prueba piloto participan siete cooperativas. Los recuperadores se encargan de recolectar las bolsas herméticamente cerradas de material reciclable acopiado en grandes generadores y trasladarlas a los Centros Verdes.

Esta recolección se realiza exclusivamente los días lunes. ¿La razón? El Ministerio de Salud afirmó que el riesgo de infección por coronavirus debido a la contaminación de superficies se reduce significativamente después de 72 horas. Siguiendo esta recomendación, el material comienza a ser tratado recién el viernes con el fin de aumentar los días de descanso del material descargado.

Por el momento, la recolección de reciclables domiciliarios, hospitalarios, hoteleros y de otros orígenes sigue estando prohibida. Un vocero del Espacio Público porteño explica: “No es posible garantizar la trazabilidad de esos materiales y su eventual procedencia de hogares con ciudadanos contagiados”.

La prueba piloto funciona además con una capacidad máxima de de unas 100 personas habilitadas para disminuir las posibilidades de contagios. Alicia Montoya, responsable del equipo técnico de la cooperativa El Álamo, se refirió al plan. “Este sistema no sirve del todo. No decimos que abran el grifo y que nos dejen salir a todos, pero de esta manera se está perdiendo el 95% de los generadores. Son muy pocos los mercados que tienen capacidad para acumular desechos”.

reciclaje

Desde la cooperativa El Alamo cuentan que trabajan parcialmente y que estrenaron triciclos para hacer los recorridos.

El prolongado parate de este servicio en la Ciudad no solo afecta a los vecinos que no saben qué hacer con sus residuos. Además impacta en sectores de la industria que se nutren en gran medida de elementos reciclados, como el del vidrio y el del papel. “La industria que recicla residuos domiciliarios está trabajando a un 20% o un 30% de su capacidad”, remarcó al diario Clarín José Luis Picone, director ejecutivo de la Cámara Argentina de la Industria de Reciclados Plásticos (Cairplas).

El propio ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié sostuvo esta semana:” El 70% de material utilizado por los fabricantes de packaging de alimentos y medicamentos, papel higiénico y otros productos esenciales proviene del material de recolección”.

Algunos de los expertos consultados sugieren una solución temporal: que se habiliten espacios en los supermercados para que los clientes dejaran sus botellas PET y envases de lavandina vacíos, y sean levantados por los cartoneros autorizados en su recorrida de los lunes.

La recolección de reciclables es una actividad esencial y las personas están acostumbradas a que recolecten sus reciclables, no a guardarlos en casa”, concluye Juana Espinosa Paz, desde Ando Reciclaje, una empresa de recolección de reciclables que opera en el Gran Buenos Aires. 

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias positivas cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.