Explorar
Explorar

Conocer para proteger: la generación de la restauración

Cada vez son más los que se plantan frente a la deforestación.

7 de junio de 21 . 09:12hs
mm

Manuel Torino

En un mundo acostumbrado a la destrucción, a sacar recursos de la naturaleza, plantar un árbol es un acto revolucionario. Y necesario: nos estamos quedando sin bosques. 

Cuesta imaginarlo, pero para cuando termines de leer esta nota, el planeta habrá perdido una extensión de árboles equivalente a 120 canchas de fútbol.

Sobre la base de imágenes satelitales, los científicos calculan que cada año en el mundo se deforestan unas 10 millones de hectáreas de bosques. Algo así como dos veces la superficie de Costa Rica. 

Por el momento, los árboles siguen cubriendo un tercio de la superficie terrestre, pero no por mucho tiempo: la deforestación avanza sin respiro. 

¿Por qué importan los bosques? Se podría decir que albergan a más del 80% de todas las especies terrestres de animales, plantas e insectos. Y esa debería ser razón suficiente para protegerlos. Pero además estos ecosistemas también son cruciales para nuestra propia supervivencia como especie: los árboles absorben gases de efecto invernadero y almacenan carbono, lo que ayuda a mitigar el cambio climático.

De hecho, los expertos de la FAO aseguran que la deforestación es la segunda causante de la crisis climática global, solo detrás de la quema de combustibles fósiles.

Sin embargo, no todo está perdido frente al avance de la deforestación. A pesar de que siempre hace más ruido el árbol que cae que el bosque que crece, una nueva generación está dedicando su tiempo y esfuerzo a restaurar estos ecosistemas vitales.

Dar el primer paso

Con apenas 24 años, Agustina Iglesias Louis es bióloga, montañista y becaria doctoral en el Conicet. En su tiempo libre empezó a pensar cómo dar el primer paso para solucionar la crisis de los bosques.

Junto con un grupo de voluntarios de la ONG Circuito Verde, creó PlantAndo Patagonia, una iniciativa que busca mitigar la huella ambiental del turismo restaurando bosques nativos en Bariloche y alrededores.

“Nuestro objetivo es que todos los los viajeros tengan la oportunidad de compensar su impacto ambiental donando árboles que nosotros plantamos en bosques afectados por los incendios y que necesitan restauración ecológica”, dice Iglesias Louis en diálogo con ACONCAGUA.

Agustina es bióloga, montañista y coordinadora de Plantando Patagonia. | FOTO: Diego Mendizábal

Agustina es bióloga, montañista y coordinadora de Plantando Patagonia. | FOTO: Diego Mendizábal

A pesar de la pandemia –y cumpliendo los protocolos sanitarios– semanas atrás plantaron 1500 árboles en la cima del Cerro Otto, una de las montañas más icónicas de la región, que viene sufriendo incendios recurrentes a lo largo del último siglo. “Durante una jornada nos juntamos con 60 voluntarios a plantar lengas, una especie nativa del lugar, muy representativa del bosque andino patagónico. Cada uno llevó en su mochila varios plantines y luego nos dividimos en grupos de a cinco para plantar ladera abajo con la ayuda de coordinadores”, cuenta la joven ambientalista.

Además de sus funciones ecosistémicas, el Cerro Otto cumple un rol geológico crucial para los pobladores de la zona. Si no se restauran los bosques ladera arriba y desaparecen los pocos árboles que quedan, se corre el riesgo de que se produzca un fenómeno denominado remoción en masa, en el cual la tierra, los sedimentos y el agua de lluvia bajan hasta los barrios que están al pie del cerro, afectando potencialmente a miles de personas.

“Los árboles son la base, los cimientos de un ecosistema.”

“¿Por qué plantamos? Me gusta pensar que frente a la crisis ambiental y también ante la vida hay dos montañas. Una es la montaña de los problemas, de las cosas que hacemos en el ambiente, que lamentablemente es cada vez más alta, más alta que el Everest y muchas veces nos aterra. Pero me gusta pensar que hay otra montaña, mucho más chica, que es la de las soluciones ambientales, y que si en lugar de seguir sumando granitos de arena a  esa primera montaña de problemas empezamos a hacer crecer esta montañita de soluciones, creo que en algún momento se van a equilibrar”, ilustra Iglesias Louis.


Plantando ideas

Las imágenes todavía duelen. El verano pasado, la Comarca Andina perdió por el fuego unas 13.000 hectáreas de bosques y miles de personas resultaron damnificadas en lo que fue una de las peores catástrofes ambientales de su historia. 

Pero no es la primera vez que este paraíso natural, ubicado entre la provincias de Río Negro y Chubut y que incluye a localidades como el Bolsón o Lago Puelo, sufre la devastación del fuego. En 2015, en el llamado “incendio del siglo”, unas 50.000 hectáreas ardieron en Cholila.

Al respecto, los especialistas de la ONG Circuito Verde destacan: “El gran problema que tenemos en la Patagonia, a diferencia de otras partes del mundo donde hay incendios frecuentes, como en California por ejemplo, es que nuestros árboles nativos no están acostumbrados evolutivamente al fuego como disturbio frecuente, con lo cual no rebrotan con la misma facilidad que en otros lugares. Por eso es clave la restauración”.

Cada vez son más los voluntarios que se suman a reforestar bosques nativos. | FOTO: Plantando Patagonia

Cuatro años atrás, luego de un viaje de cuatro meses por la Patagonia en donde pudo atestiguar el impacto de los incendios, Tobías Merlo decidió tomar cartas en el asunto. De regreso en Buenos Aires creó ReforestArg, una inspiradora organización que ya lleva plantados en Chubut unos 39.000 árboles, de los cuales unos 17.000 fueron sembrados en mayo pasado.

“Plantamos árboles, plantamos ideas, plantamos comunidad y nos plantamos frente a la deforestación. Nuestro objetivo es que cualquiera pueda cuidar los bosques desde el lugar donde esté. Ya sea desde su casa con una computadora donando un árbol, o viniendo a plantar como voluntario a la Patagonia, o sumándose con recursos desde una empresa, ReforestArg es una invitación masiva a cuidar los bosques”, sostiene Merlo en diálogo con ACONCAGUA. Y agrega: “Plantar un árbol es un acto radical de revolución.”

Las semillas de los restauradores comienzan a dar brotes en distintos puntos de la Argentina. En la provincia de Misiones, por ejemplo, la Fundación Vida Silvestre junto a comunidades locales trabaja para restituir el llamado Bosque Atlántico en paisajes que fueron devastados por la tala promovida por la agricultura a gran escala. Por el momento, llevan plantados más de 135.000 árboles sobre una superficie de 345 hectáreas.

Reimaginar, recrear, restaurar

La generación de la restauración no está sola. Como todos los años, el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, fecha establecida por las Naciones Unidas en 1974, con el fin de reflexionar sobre la problemática ambiental. Lo distintivo es que el lema de este año es “Reimaginar, recrear, restaurar”. Precisamente, la propuesta pone foco en la restauración y busca no solo detener sino revertir los daños ocasionados en el ambiente, para migrar hacia un nuevo paradigma que redefina el vínculo entre las personas y la naturaleza.

Para conseguirlo, en esta semana del ambiente se lanzó el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), una misión global para revivir miles de millones de hectáreas, desde bosques hasta tierras de cultivo, desde la cima de las montañas hasta las profundidades del mar.  

“Es importante abarcar múltiples áreas y trabajar en cada una de ellas para revertir la curva de pérdida de biodiversidad que hemos generado durante todos estos años. Ahora es el momento de detener y revertir la degradación de nuestro planeta a partir de la restauración de ecosistemas y  la modificación de nuestros hábitos, porque estamos ante la última oportunidad de prevenir un cambio climático catastrófico. Es una oportunidad única, convertirnos en la generación de la restauración”, enfatiza Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre.

 “Plantamos árboles, plantamos ideas, plantamos comunidad.”

Así como cada vez son más las personas y las ONGs que se le plantan a la deforestación, muchas empresas tomaron conciencia de su impacto ambiental y buscan compensarlo mediante ambiciosas acciones de restauración. Es el caso de Johnnie Walker –el whisky escocés más vendido del mundo–, que este año puso en marcha The Next Steps, su mayor iniciativa de sustentabilidad. 

Entre otros proyectos, desde la marca se comprometieron a plantar 1 millón de árboles antes del año 2030. Ya dieron algo más que el primer paso: llevan plantados aproximadamente 389.000 en las Highlands de Escocia, lo que compensará emisiones por el equivalente a 10.500 vuelos alrededor del mundo. 

“Durante los próximos años, las decisiones que tomemos y las acciones que llevemos a cabo marcarán una diferencia tangible en el medio ambiente. Pero más que eso, queremos hacer lo que podamos para ayudar a que las personas de todo el mundo tengan la oportunidad de tomar decisiones sencillas y más sostenibles por sí mismas y, al hacerlo, desempeñen su propio papel en la construcción de un futuro mejor. Ninguno de nosotros puede cambiar las cosas completamente solos, pero el esfuerzo colectivo de millones de personas que empujan en la misma dirección puede marcar una diferencia real y duradera,” indicó al respecto Julie Bramham, directora global de Johnnie Walker.

Los bosques están desapareciendo, pero cada vez son más los que se plantan frente a la deforestación. Así lo resume Iglesias Louis, de PlantAndo Patagonia: “Creo que lo más importante es conocer para proteger. Es dar el primer paso. Si tomamos conciencia del peligro que sufre un bosque, un río, una playa o cualquier ecosistema, a partir de ahí nacen las ganas de hacer algo al respecto. Y cuando empezamos a hacer, nos damos cuenta de que no estamos solos. Somos muchísimos los que queremos un futuro mejor para el ambiente”.

^^^

¿Querés donar un árbol? ¿O participar de una plantación? Enterate cómo ser parte del cambio en Plantando Patagonia y en ReforestArg.

^^^

Conocer para proteger es una serie de Aconcagua.lat que explora los problemas ambientales y sus soluciones en escenarios naturales de la Argentina. Descubrí más historias acá

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.