Explorar
Explorar

Por qué el pulpo debería ser tu nuevo animal favorito

Descubrí las características únicas de este fascinante animal.

26 de abril de 21 . 12:00hs
mm

María Galarza

Craig Foster estaba buceando en las costas sudafricanas cuando se encontró– cubierto de caracoles y almejas– a un pulpo.

Instintivamente comenzó a seguirlo, tratando de descubrir más sobre el comportamiento de esta misteriosa criatura y así nació la historia de una obsesión.

La película My Octopus Teacher, flamante ganadora del Oscar a mejor documentalnarra las crónicas entre un hombre y un pulpo.

Durante un año, Foster se sumergió dos horas diarias en el mar para lograr formar parte del mundo secreto de los pulpos.

Entre otras peripecias , el protagonista del film –disponible en Netflix– es testigo de un encuentro con un tiburón, una cacería, y hasta observa cómo crece un tentáculo luego de haberlo perdido.

¿Por qué esta extraña obsesión con los pulpos? Más allá de sus numerosos tentáculos y sus pegajosas ventosas, esta especie esconde características fascinantes que lo hacen único en el reino animal.

Los reyes del disfraz

Mediante sus células pigmentarias y músculos de su piel, los pulpos pueden acoplarse casi de manera instantánea a los colores, formas, e incluso texturas de su entorno.

Sí, su cuerpo puede alterarse, y lo hace por diversas razones: según lo que les pasa, pueden ir cambiando de aspectos para informar intenciones a los suyos.

Además, como el camaleón, cambian de color como método de defensa y ataque: se logran camuflar para pasar desapercibidos frente a un posible peligro, o pueden mutar de color para atrapar a sus presas.

Los pulpos pueden alterar su color, textura y forma para defenderse o atacar a sus presas.

Hay una especie de pulpo– llamada el pulpo imitador– que es capaz de simular la forma y movimientos de hasta 15 especies marinas diferentes.

Esta estrategia le permite ahuyentar a sus depredadores simulando ser seres venenosos como una serpiente marina.

Sumado a eso, estos animales no poseen ningún tipo de esqueleto: su cuerpo es prácticamente todo músculo. Así que son capaces de introducirse por cualquier recoveco que necesiten, que puede ser para escapar de algún depredador o alcanzar a sus presas.

Tres corazones 

Una de las particularidades más increíbles del pulpo es que tiene tres corazones por los que bombea sangre azul que le permite transportar oxígeno a bajas temperaturas.

Dos de los corazones llevan la sangre no oxigenada a las branquias y el otro transporta la sangre oxigenada al resto del cuerpo.

Además, tienen sus famosos ocho tentáculos. Cada uno contiene 40 millones de receptores que utilizan para captar información al tacto, pero también para detectar sustancias gracias a un sentido peculiar del gusto y del olfato.. Pueden desprenderse de un tentáculo en caso de que algún atacante lo haya agarrado y después volver a regenerarlo.

¡Nueve cerebros!

Los pulpos tienen, además, una ingeniosa manera de aumentar su capacidad neuronal, repartiendo las células nerviosas en diferentes unidades de procesamiento, como si fueran varios chips conectados en red.]

Reparten de este modo el cerebro entre la cabeza y las patas. Por así decirlo, está dotado de nueve cerebros: uno central y ocho periféricos.

Con la asombrosa particularidad de que los tentáculos tienen más neuronas que el cerebro y están dotados de gran autonomía.

[Lee más: «Si no protegemos los océanos, no vamos a sobrevivir»]

Así, su sistema nervioso se organiza como una ‘federación’ que se reparte en 500 millones de neuronas; un molusco típico, como las almejas -con las que está emparentado-, tiene apenas unas 20.000.

Otro dato curioso: poseen buena memoria a corto y largo plazo. Según diversos estudios, recuerdan soluciones a problemas. Se comprobó que juegan y también que se aburren.

En cada tentáculo, hay aproximadamente 1600 ventosas.

Hace poco se descubrió un fósil de más de 296 millones de años de antigüedad en el que se puede apreciar los ocho brazos del pulpo y sin embargo todavía hay mucho por descubrir sobre este animal.

Los biólogos afirman que hay más de 300 especies de pulpos en el planeta con variaciones increíbles. Desde especies que viven a más de 2.000 metros de profundidad a otras que utilizan sus tentáculos para caminar.

Ahora ya sabés por qué, el pulpo, definitivamente, debería ser tu nuevo animal favorito.

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias positivas cada fin de semana en tu mail.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.