Hacer
Hacer

La activista ambiental de 15 años que incomoda al poder político

Greta Thunberg fue una de las voces más enérgicas e inspiradoras de la conferencia que define el futuro del planeta.

15 de diciembre de 18 . 12:16hs
mm

Fermín Koop

Los jóvenes del mundo tienen que liderar en cambio climático para lograr mayor acción, ya que los políticos “están actuando como si fueran niños”.

Lo dice Greta Thunberg, la sueca de 15 años que incomodó al poder mundial durante esta semana en la cumbre climática en Katowice, Polonia.

Mientras los gobiernos debaten como implementar el Acuerdo de París, acordado en 2015 para evitar un calentamiento global de más de 2ºC, Greta viajó desde Estocolmo con su papá Svante para participar en diferentes eventos de la cumbre y resaltar la voz de la juventud.

Y vaya si se hizo escuchar: su enérgica intervención frente a líderes mundiales como el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, fue de los momentos más reales de un evento en el que pocos dicen las cosas como son.

Con 15 años, su voz fue de las más potentes de la cumbre climática.

Antes de aterrizar en esta ciudad de Polonia, donde se debate el futuro climático del planeta, Greta visitó el parlamento sueco todos los viernes durante meses luego del colegio para realizar protestas, muchas veces solitarias, en contra de la poca ambición climática de su gobierno. A la par, le pidió a su familia que se volviera vegetariana y dejara de tomar aviones.

“Estamos ante una amenaza existencial, es la mayor crisis de la humanidad. Debemos actuar ahora porque mañana puede que sea demasiado tarde,” sostuvo en diálogo con ACONCAGUA. “Me esperaba más acción y menos palabras en la COP. Si seguimos así, nunca vamos a lograr nada significativo.”

El cambio climático va a ocurrir les gusto o no. Tienen que responder al desafío.

Greta se reunió con representantes de gobiernos y organizaciones e incluso fue invitada a dialogar con el Secretario General de las Naciones Unidas Antonio Guterres. Al hablar de cambio climático, su discurso atraviesa los tecnicismos y la burocracia y demuestra la frustración de muchos con las negociaciones climáticas.

“No vine a rogarle a los líderes del mundo para que les importe nuestro futuro. Ya nos ignoraron antes y nos van a ignorar ahora. Vine para decirles que el cambio climático va a ocurrir les guste o no y que tienen que responder a ese desafío”, expresó. “La crisis climática ya fue resuelta, tenemos todos los datos y las soluciones.”

El libro de reglas

Un total de 197 países están representados en la Conferencia de las Partes (COP) 24 en Polonia, en la que ACONCAGUA volvió a estar presente, buscando avanzar en la elaboración de un conjunto de reglas que les permitan aplicar los compromisos acordados en el Acuerdo de París.

Sin embargo, la cumbre podría finalizar el domingo sin haber establecido dichas reglas. Las diferencias entre los países son todavía muy grandes y no permiten avanzar lo suficiente. Financiamiento, transparencia y ambición aparecen en el tope de la lista de discusiones, tal como lo denunció Greta.

Reconocidos ambientalistas como Leonardo Di Caprio difundieron el trabajo de Greta.

El secretario general de la ONU calificó de “dramático” su llamado a la acción climática, porque “fracasar en Katowice mandaría un mensaje desastroso” y porque “la ventana de oportunidad” para atajar el calentamiento global “se está cerrando”. Perder la oportunidad sería “un suicidio”, sostuvo.

Mientras tanto, Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Cambio Climático (CMUNCC), dijo que “hay conciencia entre los países de que la finalización de la conferencia de manera que no sea exitosa” y que eso es algo que “no favorece a nadie”. Sin embargo resaltó que la transición a un modelo sustentable ya está ocurriendo.

La ventana de oportunidad para parar el cambio climático se está cerrando

Históricamente, las negociaciones multilaterales sobre el clima han sido difíciles, ya que los países a menudo intentan proteger sus intereses nacionales, incluidos los económicos. Es por ello que el Acuerdo de París fue calificado de innovador en diferentes maneras en su sanción en 2015.

Además del objetivo de mantener la temperatura entre 2°C y 1,5°C, el acuerdo incluye compromisos para aumentar la financiación en la lucha contra el cambio climático, desarrollar planes nacionales sobre el clima para 2020 y fortalecer la adaptación y reducir la vulnerabilidad al cambio climático.

Sin embargo, a pesar del acuerdo las diferencias se mantienen. Los países en vías de desarrollo le reclaman a los desarrollados apoyo financiero para lidiar con los efectos del cambio climático y reducir aún más sus emisiones. Sin embargo, los fondos son todavía limitados.

Durante meses Greta se manifestó en solitario frente al Parlamento sueco.

El acuerdo debe entrar en vigencia en 2020 y los temas de mayor discusión todavía quedan abiertos. La próxima COP en 2019, que se celebrará en Chile, será central en ese sentido, teniendo que finalizar todos lo detalles para la correcta implementación del acuerdo.

Para Greta, el mundo no tiene más tiempo para “seguir en este camino de locura” y los políticos deben darse cuenta que estamos atravesando por una extinción masiva de especies. “Tenemos que cambiar la manera en la que actuamos, aunque algunos lo vean como un sacrificio,” agregó.

Urgencia climática

Curiosamente, Katowice, sede de la cumbre del clima de este año, se encuentra en la región de Silesia en Polonia, considerada la capital del carbón en Europa. El 80% de la energía del país depende del carbón, una de las fuentes de energías más contaminantes y dañinas para la salud.

Además, Polonia alberga a 33 de las 50 ciudades más contaminades de Europa, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), y tiene 45.000 muertes prematuras por año relacionadas a la mala calidad del aire.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Thousands of people marching for climate in Katowice today. #cop24

Una publicación compartida de Greta Thunberg (@gretathunberg) el

Sin embargo, la principal paradoja de la cumbre de la ciudad polaca es que llega precedida de informes cada vez más alarmantes sobre la gravedad del cambio climático. Con los compromisos actuales de los países, el mundo se encamina a una suba de temperatura de entre 3 y 4ºC, lejos de las metas del Acuerdo de París.

De acuerdo a un informe de ONU Ambiente, los estados deben triplicar la ambición de sus compromisos climáticos para poder limitar el calentamiento global en 2°C a finales de siglo. Además, el informe resaltó que en 2017 las emisiones de gases de efecto invernadero volvieron a aumentar después de tres años de estabilidad.

[Leé más: Bergman: “Los combustibles fósiles tienen que costar caro”]

A la par, el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC), que reúne a expertos en la temática, resaltó en un nuevo informe que todavía se puede lograr la meta de limitar la suba de la temperatura a 1.5ºC pero que hacerlo requerirá cambios sin precedentes en todos los individuos.

Es, precisamente, lo que propone Greta Thunberg, una de las voces más inspiradoras de la conferencia que define el futuro climático del planeta.

^^^

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.