Hacer
Hacer

Conocimiento compartido: la innovación al servicio de la lucha contra el COVID-19

Emprendedores de todo el mundo impulsan proyectos colaborativos para dar una respuesta a la crisis.

26 de marzo de 20 . 10:51hs
mm

Sofía Altuna

Quedate en casa. Médicos, enfermeros y jefes de gobierno unen sus voces en un mismo pedido para contener la propagación del COVID-19: que nadie salga a la calle. Sin embargo, el aislamiento social no detiene el surgimiento de innovadoras iniciativas que de forma remota exploran soluciones para enfrentar la crisis.

Desde sencillas mascarillas de tejido hasta respiradores artificiales, cada vez son más los proyectos que pretenden resolver la falta de productos sanitarios de primera necesidad.

Y es que estas propuestas se replican con velocidad gracias a las comunidades que comparten hardware y software libre.

Así es: las soluciones son de acceso público por lo que, aunque sean desarrolladas en un extremo del planeta, pueden imprimirse en 3D en simultáneo del otro lado del globo.

Respirador OxyGen

El respirador OxyGen es un prototipo de hardware abierto low cost y low tech.

La emergencia sanitaria llevó a que ingenieros, diseñadores y profesionales de salud de todo el mundo colaboren entre sí para hacer frente a un enemigo que no distingue nacionalidades.

Las redes de colaboración se montan en plataformas virtuales de comunicación o a través de llamados por las redes sociales, como el grupo de Facebook Open Source COVID19. Trabajar en red y de forma abierta es crítico en un momento de crisis como el actual.

“Recomiendo que quienes colaboren fabricando respiradores no lo hagan buscando directamente en internet, sino en páginas de colectivo. Las impresiones para el COVID-19 tienen que tener un diseño con agujeros particularmente más pequeños”, explica David Trejo Pizzo, un reconocido emprendedor argentino.

David replica en su casa un modelo de respirador aprobado por instituciones de salud de Estados Unidos y está montando FuturX, una plataforma para que estos documentos sean de fácil acceso: “Es tecnología que no es ciencia espacial, es clave que en un futuro los hospitales la incorporen y que haya una mayor colaboración mayor entre instituciones y emprendimientos”.

Código abierto

El orígen de este hackatón global radica en Italia donde Cristian Fracassi y Massimo Temporelli fabricaron válvulas de respiradores artificiales. La válvula se desecha después de su uso, por lo que se ha convertido en un recurso escaso por el repentino incremento de demanda. Los italianos hicieron públicos los diseños de este suministro vital para que puedan ser replicados con impresoras 3D en cualquier sitio.

En Barcelona han redoblado la apuesta con OxyGEN, un dispositivo que da respuesta a la falta de respiradores. Uno de sus impulsores, Ignasi Plaza, asegura: “Cualquiera con un poco de maña puede fabricar un aparato de respiración asistida siguiendo su manual”. Los planos y las instrucciones de montaje se pueden descargar libremente desde su web.

[Lee más: Cuarentena sustentable: cómo hacer tu propio compost en casa]

Mientras tanto, en Misiones están diseñando prototipos de termómetros infrarrojos que miden la temperatura corporal. Se trata de Smarticultiva y FanIOT, una empresa y consorcio tecnológicos. A partir de sus recursos, desarrollaron una tecnología para la fabricación de termómetros corporales y de objetos que permitirán detectar casos de fiebre a distancia.

Tener conocimientos científicos o técnicos no son recursos excluyentes para colaborar. Desde sus casas, Graciela Correa y Julia Robledo, presidentas de centros vecinales de Río Cuarto, Córdoba, fabrican barbijos acorde a las normativas de salud y los reparten a los vecinos que los necesitan. Gracias a las donaciones y a voluntarios que cosen, llevan más de 200 entregas.

Vecinas de Córdoba fabricaron y entregaron gratuitamente más de 200 barbijos.

Los formatos de código abierto generan los puentes para unir esfuerzos frente a un panorama complejo. Así, desde el aislamiento, pero juntos, grandes talentos trabajan para colaborar en generar soluciones a la falta de suministros sanitarios, conectando proveedores, proveyendo conocimiento o poniendo las manos a la obra.

¡Compartí estas historias para promover los proyectos de código abierto!

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias sustentables cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.