Cambiar
Cambiar

La capa de ozono se está recuperando del daño causado por los aerosoles

El informe presentado por la ONU es una luz de esperanza en la lucha contra el cambio climático.

20 de noviembre de 18 . 13:47hs
mm

Redacción Aconcagua

A casi treinta años de su lanzamiento a nivel planetario, la campaña ambiental para proteger la capa de ozono finalmente está dando sus frutos.

La última evaluación llevada a cabo por especialistas de la ONU Medio Ambiente y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), estima que se recupera entre un 1 y un 3% por década, y podría recomponerse completamente para 2060.

Para 2030, la capa de ozono del hemisferio norte estaría sana completamente gracias al esfuerzo de los países, dice el informe, que considera el nuevo pronóstico como una prueba de lo que pueden alcanzar los acuerdos globales y una inspiración para una acción climática más ambiciosa que detenga el catastrófico aumento de las temperaturas mundiales.

Las imágenes representan el alcance de la capa de ozono sobre la Antártida en 2000 (izquierda) y en 2018 (derecha) | FOTO: NASA

Hace tres décadas el uso excesivo de productos como aerosoloes –que emiten clorofluorocarbonos y otra sustancias–, estaba abriendo un agujero en la capa de ozono, por lo que se tomaron medidas internacionales.

Los expertos destacaron que, gracias a las acciones contempladas en el Protocolo de Montreal firmado en 1987 y destinado a reducir el uso de sustancias que consumen la capa de ozono –tales como gases contaminantes que aceleran el calentamiento global y el cambio climático–, esa meta podría alcanzarse.

“Los hallazgos del informe confirman que las medidas adoptadas en virtud de ese tratado internacional provocaron disminuciones a largo plazo en la abundancia atmosférica de las sustancias controladas que agotan el ozono (SAO) y en la continua recuperación del ozono estratosférico“, aseguraron ambos organismos en un comunicado.

Luz de esperanza

La evaluación científica ofrece una visión del papel que debe cumplir el Protocolo en las próximas décadas, cuando se cumplan los plazos para dejar de usar ciertos productos y entre en vigor la Enmienda de Kigali, aprobada en 2016.

Dos científicos miden la radiación solar en el Polo Norte. | FOTO: ONU Ambiente

La capa de ozono protege la vida en la Tierra de los rayos ultravioleta del sol y su conservación es el objetivo central del Convenio de Viena en 1985, ratificado por 197 estados.

Confirmada hasta ahora por 58 países, la Enmienda de Kigali, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, requiere que “se reduzca la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más del 80% durante los próximos 30 años”.

Los científicos aseguran que es posible evitar hasta un 0,5°C de calentamiento global este siglo a través de la implementación de la Enmienda, lo cual reafirma su importancia crucial en los esfuerzos por mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2°C, como establece el Acuerdo de París.

Los hallazgos proporcionan un rayo de esperanza, a menos de un mes después de que el  Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), publicara un informe especial que describe los efectos devastadores de un aumento de la temperatura de 2 ° C.

^^^

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.