Hacer
Hacer

La emprendedora que diseña trajes de baño con plásticos del fondo del mar

Desde Estados Unidos, sus diseños hechos con redes de pesca recicladas se convirtieron en un símbolo de la lucha contra la contaminación del océano.

22 de noviembre de 18 . 15:52hs
mm

Martina Álvarez

Cada año 8 millones de toneladas de plástico se vierten en los océanos. Una diseñadora argentina decidió hacer algo al respecto.

“Quería crear una marca de ropa que representara mi respeto y amor por el planeta”,  cuenta Andrea Picasso, la mente creativa detrás de Mona swimwear, un start up de trajes de baño basado en Estados Unidos que utiliza nylon recuperado del fondo del océano para desarrollar sus prendas.

Porteña pero con infancia en Mar del Plata, Andrea pasó sus últimos años en las idílicas playas de Costa Rica surfeando, donde ratificó su pasión por el mar.

Trabajaba de instructora de surf en Santa Teresa, un pueblo del Pacífico, donde empezó a diseñar sus propios trajes de baño para poder dar clases cómoda en el agua. Sus alumnas quedaron encantadas con los diseños y empezaron a encargarle prendas.

Así, chicas de todas partes del mundo volvían a su país original con un Mona en la mochila, luego de visitar Costa Rica. No solo los buscaban por sus coloridos y divertidos diseños sino por el estilo de vida que representaba: una vida simple, rodeada de naturaleza y amor por el océano.

Antes de que la diseñadora se diera cuenta, había fotos de sus trajes de baño en Francia, Suiza, Brasil y Estados Unidos.

Andrea Picasso logró combinar su dos pasiones: el diseño y la sustentabilidad.

De pronto, Mona había pasado a ser un símbolo para estas chicas y la marca dejó de ser sólo un juego para convertirse en un emprendimiento más ambicioso.

Tal es así que hoy el start up se instaló en California y a su producción le agregó un noble propósito: reducir los residuos que quedan en el mar.

[Leé mas: Tan cerca y tan lejos de los Parques Nacionales Marinos]

“Todos nuestros trajes de baño están hechos de redes de pesca de plástico reciclada del océano. Para crearlos, buceadores de todas partes del mundo recogen las redes de pesca que quedan en el mar junto con otros desechos plásticos y las envían a una fábrica en donde pasan por un proceso de depuración y reciclado”, explica la emprendedora en diálogo con ACONCAGUA desde Estados Unidos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MONA (@wearemona) el

El resultado es una fibra de nylon virgen que se convierte en la tela para los trajes de baño. Esta tela tiene exactamente las mismas características que cualquier otro nylon, con la diferencia que proviene del fondo del océano.

Consumidores conscientes

“Casi el 70% del impacto ambiental de las empresas suceden en el nivel de la materia prima. Por eso desde el diseño hasta el envío elegimos usar productos reciclados y amigables con el medio ambiente”, explica Picasso sobre su marca, que se comercializa online.

El plástico puede tardar hasta 100 años en degradarse. Si estos desperdicios permanecen en el océano, además de contaminarlo, son un riesgo para los animales marinos y las aves costeras ya que lo pueden confundir con alimento o quedar enredados en ellas.

El plástico en el océano puede tardar hasta 100 años en degradarse

En línea con la nueva era donde el consumidor es cada vez más consciente y valora el proceso de producción de sus productos, Mona es un ejemplo de la infinita cantidad de elementos que pueden producirse amigablemente con el medio ambiente.

^^^

  • Martina de marcos . 20:23hs

    Qué buenisísimo!!! Gracias chicas por transformar la industria, por hacer algo para todos!! 🙌🏼 Y ayudarnos a ser coherentes cada vez que estamos en el increíble océano! 💙🌈

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.