Hacer
Hacer

La joven científica argentina que viaja por América latina limpiando el océano

De México a la Patagonia, Martina De Marcos quiere conectar el continente americano con un propósito: concientizar a quien quiera escucharla.

20 de agosto de 18 . 16:50hs
mm

Martina Álvarez

Del Pacífico mexicano hasta la Patagonia atlántica, Martina De Marcos Holmberg quiere conectar el continente americano con un propósito ambiental que sueña desde la cuna: cuidar los océanos.

“Desde que tengo memoria, el mar para mí es muy especial. Desde muy chica me di cuenta que quería cuidar el medio ambiente, siempre fue algo que estaba cerca de mi corazón.”, cuenta esta científica marina argentina de 26 años, que busca unir Baja California con la Patagonia, generando conciencia sobre la contaminación por plásticos.

Su viaje será toda una odisea; y no solo por los más de 20.000 kilómetros que ya empezó a recorrer para llegar al Sur argentino: el objetivo de Martina es visitar distintas comunidades de Latinoamérica para compartir sus conocimientos sobre el uso del plástico y la gestión de la basura.

En diálogo con ACONCAGUA desde Centroamérica, la joven estima que su travesía durará entre seis y ocho meses aproximadamente.

Durante cada parada en su viaje, Martina identifica y capacita a “líderes generadores de cambio” en cada comunidad. Cada una de estas personas obtiene una certificación que los capacita para guiar al resto de su comunidad a reducir la cantidad de plástico en el medio ambiente.

Fue buceando en Indonesia donde se sintió conmovida por la cantidad de basura flotaba en el océano. “Hace siete años fui a bucear por primera vez a Bali. Cuando salí estaba alucinada por la experiencia que había vivido. Pero volviendo con el barco a la isla vi una corriente de basura plástica flotando que no tenía principio ni fin. Era similar a un río cubierto de residuos. La imagen me tocó el corazón, pensé: ‘¿Qué estamos haciendo?'”.

De cara al mar

Martina creció en Argentina y se mudó a Australia –sobre el mar–, donde estudió Ciencias Marinas en la Universidad de Sydney. Luego, vivió un año en Panamá –siempre mirando el océano– dónde se desempeñó en el área ambiental de la ONU.

Allí tuvo la oportunidad de liderar campañas de concientización sobre la basura marina, en especial el plástico. Así fue como conoció la iniciativa, “WorldCleanup” que consistía, en un principio, en capacitar a la gente de manera online sobre el consumo del plástico.

El año pasado la invitaron a dar una charla en Querétaro, México, sobre la prohibición de las bolsas plásticas. Quedó encantada con la experiencia y pensó que tenía que hacer algo con la causa de los océanos, pero no estaba segura qué camino tomar.

“Un día me desperté y pensé: voy a organizar un viaje por todo Latinoamérica y crear una historia que llame la atención. De esa manera voy a poder dar más charlas y llegar a más personas para cambiar los hábitos de consumo”, explica la joven científica sobre el momento en que decidió llevar la campaña WorldCleanup por todo el continente.

Fueron muchas las dudas respecto a si concretar el viaje o no. El motor que la impulsó para dar el salto tuvo lugar en abril del año pasado, cuando a través de unas de sus charlas por Internet, pudo lograr que se prohibieran las bolsas de plástico en Panamá.

El rol de Martina fue clave para prohibir las bolsas de plástico en Panamá

Entrenó por Skype a un grupo de jóvenes universitarios locales que dieron una charla informativa a otras 150 personas. Samir Gozaine, legislador de Panamá, fue uno de los que asistió a la charla.

El congresista quedó tan impactado con la información, que presentó la propuesta de ley para prohibir la bolsa plástica. La ley fue aprobada y firmada por el presidente de la República de Panamá en enero de este año.

“Si  con unos pocos líderes comunitarios pudimos lograr esto, pensé en todo lo que podríamos hacer con unos cuantos más repartidos por toda Latinoamérica”, pensó Martina.

Esperanzada y con el logro panameño bajo el brazo, dejó los miedos de lado y se lanzó a la aventura.

Always and forever looking after my ocean, Always and forever looking after my world. . Hoy cierra la primera etapa de mi viaje, “terminé” Mexico Pasé por lugares increíbles, muchísimas comunidades remotas, muchas personas demasiado increíbles me abrieron las puertas de sus casas, me llevaron, trajeron, buscaron; dieron de comer; escucharon, apoyaron y alentaron cuando me puse triste; me contactaron con personas; y me suuuper inspiraron!! Lo que más puedo ver al mirar atrás es que si queres dar, si tenes un sueño y te lanzas a cumplirlo, el universo te va a apoyar pero mucho mucho más de lo que te imaginás. Jamás pensé que este viaje me iba a enseñar a abrirme a recibir tanto A mí que siempre me gustó estar del lado del dar, me tocó pedir y pedir un montón, y eso fue lo que más me costó, pero fue muy lindo y especial. Algo que me tocó mucho fue que vi las miles de veces que me cerré cuando alguien me daba amor. . . Así que si alguna vez me cerré a alguno de ustedes fue solo por miedo – ridiculo y famoso -miedo al amor y si alguna vez ven que su cuerpo se cierra, se sienten incómodos o no le creen a las personas cuando les dan amor, seguramente les pasa lo mismo que a mí. Sean amorosos con ustedes y permítanse confiar. Gracias a todos por siempre estar ahí – me hacen sentir muy afortunada . . .gracias Irma y Pedro de @haupics_ por todas las fotos increíbles que me sacaron! 🙏🏼. #poramoralmar @sinazulnohayverde

Una publicación compartida de Martina De Marcos (@martinademarcos) el

En el camino

El mes pasado creó una campaña de crowdfunding, para que la gente pueda colaborar económicamente con el proyecto. Muchos ya se acercaron a ayudar y se interesaron por su proyecto.

En Centroamérica, donde se encuentra por estos días, la gente la está brindando su apoyo. “Me están alojando, invitando a comer, me llevan, me traen y me ayudan a través del crowdfunding. Además, cuando doy charlas a veces recibo donaciones informales. Estoy muy agradecida.”, cuenta la joven, quien además es es embajadora de Sin Azul No Hay Verde, el movimiento marino de The Conservation Land Trust, que impulsa la creación de áreas marinas protegidas en la Argentina.

En sus conferencias, Martina suele presentar las cifras que reflejan la crisis que sufren los océanos. Hoy unas 8 millones de toneladas de plástico son desechadas al océano cada año. Esto es equivalente a un camión lleno de basura por minuto, degradando ecosistemas, entrando en la cadena alimenticia y creando serios problemas de salud.

Al escuchar sus charlas, los lugareños salen dispuestos a cambiar sus hábitos y comportamientos, cuenta la joven viajera. “Muchos veces se sorprenden de la dimensión del problema. En general, la gente de las ciudades no se siente conectada con el océano. Cuando se les da a conocer la cantidad de animales afectados por este problema, es decir, no sólo los peces sino también otras especies como las aves, los camellos, las vacas etc., comienzan a involucrarse. Lo mismo ocurre cuando ven la basura que se va por los ríos.”

Así, los líderes comunitarios son entrenados y certificados por WorldCleanup. Así, se suman una red de referentes donde pueden compartir sus iniciativas, consultar dudas y motivarse.

“Tenemos que hacer muchísimos cambios, no sólo en lo que respecta a la basura sino también a la pesca y al cambio climático” concluye la científica argentina, mientras se prepara para partir a su próximo destino.

^^^

  • Mabel . 01:39hs

    Maravilloso.!!!! Vendras a Piedra Buena. Pcia Sta Cruz?contactame!!!!!

  • Sasha Preve . 12:23hs

    Martina, te felicito por tu trabajo.
    Tengo tus mismas inquietudes respecto al mar, a los plásticos y a la conservación en general y marina en especial. No por nada vivo en José Ignacio, Uruguay, aunque soy de BsAs.
    Me gustaría que pudieras venir por acá a dar tus charlas, yo te puedo hospedar en mi casa. También se pueden organizar charlas en Punta del Este, La Paloma, Piriápolis y Montevideo.
    Cuando te parezca contáctame a sashapreve@gmail.com o en FB Sasha Preve.
    Adelante con tu trabajo, seguì asi!
    Sasha.

  • Jimena . 15:23hs

    Que hermoso proyecto, ojala se difunda mucho mas, me encantaria saber un poco mas y ayudar, soy amante del buceo, el mar y la vida ♡♥

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.