Explorar
Explorar

Cinco emprendimientos sustentables que nacieron en plena cuarentena

Algunos valientes se animan a emprender. Y lo hacen cuidando el medio ambiente.

31 de julio de 20 . 14:39hs
mm

María Galarza

Emprender en la Argentina siempre es desafiante. Y hacerlo en medio de una pandemia, más todavía.

Sin embargo, muchas personas decidieron lanzar nuevos proyectos en plena crisis. Y lo mejor: eligieron hacerlo cuidando su impacto en el medio ambiente.

Por eso, desde la redacción de ACONCAGUA elegimos cinco casos de emprendimientos sustentables que surgieron durante la cuarentena.

1_Cero Market: el primer supermercado libre de envases

Antes de que Cero Market abriera por primera vez, ya había gente haciendo fila en las puertas del local. Es que se trata de un supermercado con una característica excepcional: está libre de cualquier envase plástico, agroquímicos y desperdicios. Es el primero en Argentina con esta modalidad, en donde todos los alimentos se venden sueltos, y los clientes deben llevar sus propio envases.

Ana Pierre, la fundadora de Cero Market.

“Lo que nos sorprendió fue la cantidad de gente que vino preparada. Evidentemente el consumidor argentino estaba más que listo”, cuenta Ana Pierre, fundadora de Cero Market, en diálogo con ACONCAGUA. A pesar de la cuarentena y de la crisis económica, mucha gente parece dispuesta a apostar por un cambio en su manera de consumir.

El local, ubicado en el barrio de Belgrano, surge a partir de la propia experiencia de Ana sobre lo complejo que puede ser conseguir alimentos y víveres para el hogar que generen el mínimo de residuo. Por eso, Cero Market cuenta con casi las mismas categorías que las de un supermercado: desde elementos de limpieza o cosmética, hasta galletitas o pastas.

[Leé más: De la huerta a la mesa: cinco opciones para pedir bolsones orgánicos]

2_Caja Madre: alimentos que te cuidan

Cada vez son más personas las que apuestan a una alimentación consciente y la pandemia por momentos parece que vino a recordarnos eso: con qué alimentamos nuestro cuerpo. Por eso Dana Daverio, emprenedora con experiencia en el mundo gastronómico–creó una marca de leche vegetal y una agencia de publicidad especializada en gastronomía–, lanzó Caja Madre.

Una de las opciones gourmet de Caja Madre.

Las cajas consisten en productos de gran calidad y sabor, pero que a su vez sean nutritivos y con origen responsable. “El concepto es salir un poco del ultraprocesado, del exceso de azúcar, para poder acercarle a la gente una alimentación más cuidada”, explica a ACONCAGUA.

Además, Dana recalca la importancia de estar en contacto con pequeños y medianos productores a la hora de pensar los alimentos: “La calidad del productor forma parte de la calidad del producto”.

Ideales para regalar en estos tiempos de distancia, las opciones de Caja Madre cuentan con una amplia variedad de alimentos que además de ser ricos, también son saludables.

[Leé más: Cómo preparar un queso vegano a base de semillas]

3_Ama Santua: contra el plástico de un solo uso

Quedarnos en casa cambió radicalmente las rutinas de cada uno, pero en algunos, esto también habilitó la reflexión sobre nuestros hábitos y consumos. Este fue el caso de Jimena Martínez, una diseñadora textil que ideó unas cubiertas de lino para poder conservar alimentos sin utilizar papel film.

«Durante la cuarentena me surgió la pregunta, ¿cómo protejo alimentos que quiero guardar de manera simple y sin plástico? Algo tenía que reemplazar el film”, cuenta la emprendedora. Para responder la incógnita, estudió las características de varios tejidos hasta que descubrió las bondades del lino.

El lino puede ser una solución al problema del film.

Este género además de estar clasificado como tela ecológica –la planta de lino puede crecer sin tanto riego y se utiliza entero para la producción del tejido: la semilla, la flor y el tallo– tiene propiedades termoregulables que absorben la humedad y protegen a los alimentos del frío de la heladera.

Totalmente reutilizables y con un elástico que sirve para ajustarse a los distintos recipientes, las cubiertas de Ama Santua son una gran oportunidad para dejar atrás el papel film, uno de los tantos plásticos de un solo uso que están presentes en nuestra vida cotidiana. 

[Leé más: Cinco restaurantes sustentables para probar en esta cuarentena]

4_ Huertas Kilómetro Cer0: cultura agroecológica en la ciudad

El encierro puede hacer notar la falta de naturaleza, sobretodo en las grandes conglomeraciones urbanas. Como antídoto, el arquitecto Jorge Nazar y su socio Cristóbal Rodríguez empezaron a producir y vender mini huertas agroecológicas en Buenos Aires.

Todo en Huertas Kilómetro Cero se produce en la ciudad–desde los pequeños cajones, hasta el sustrato y los plantines– para reducir la huella de carbono. Y es agroecológico, es decir que se cultivan sin pesticidas, ni agrotóxicos.

Las huertas se adaptan a cualquier balcón, terraza o patio. Y son agroecológicas.

“La naturaleza está viva en la ciudad. Cambian distintas cosas, pero hay situaciones a las que nos podemos adaptar para producir nuestros propios alimentos”, explica Jorge Nazar, en diálogo con ACONCAGUA.

Las mini huertas vienen en coloridos cajones intervenidos por la artista Luisa Freixas, y son perfectos para un balcón. Como si fuera poco, promueven los cultivos de estación: ahora salen la lechuga, la rúcula y la caléndula, entre otros.

[Leé más: Cuarentena sustentable: cómo hacer tu propio compost en casa]

5_Folk: una experiencia holística

Para algunos, la cuarentena significó planes frustrados o proyectos que no pudieron llegar a ser. Cuando se le canceló una mudanza al exterior, Isabel Bullrich decidió reinventarse y apostar a un proyecto que reuniera sus grandes intereses: la sustentabilidad, el mindfullnes y la alimentación saludable.

Así nació Folk una experiencia con productos especialmente curados para conectar con el cuerpo y la mente, y además, hacerlo de manera que no contamine al medio ambiente.

Propone desayunos o meriendas personalizadas junto a experiencias que inciten a la meditación y al bienestar, como una clase de zumba yoga para conectar con el cuerpo.

Las claves de Folk: conciencia, sustentabilidad y dedicación.

“Detrás de Folk hay mucho interés, mucho estudio, muchas horas de decir, ‘¿conviene esto? ¿cuan sustentable es?”, dice Isabel Bullrich en diálogo con ACONCAGUA.

Todos los elementos e insumos que utiliza son de materiales reciclados, compostables o reutilizables. Por ejemplo, viene con una tarjeta hecha con papel plantable y cada caja cuenta con una maceta para sembrarla.

^^^

¿Todavía no recibís el newsletter de ACONCAGUA? Suscribíte acá y leé noticias positivas cada fin de semana en tu mail. 

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.

Domingo

Periodismo positivo. Información para vivir mejor. Recibí noticias sustentables pensadas para vos.

Suscribíte a nuestro newsletter.